domingo, 5 de julio de 2015

Preguntar para aprender

“Si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución,
yo gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada,
por que una vez, que supiera la pregunta correcta, 
Yo podría resolver el problema en menos de cinco minutos."
ALBERT
 EINSTEIN

Mañana nos volveremos a reunir para repensar sobre Didáctica. Comparto unas reflexiones que estuve leyendo y me parecieron interesantes al respecto. 
"¿
Por qué
 no 
hacemos 
preguntas 
mejores? 
Si hacer buenas preguntas es tan importante, ¿por qué no gastamos más de nuestro tiempo y energías en descubrir y elaborar estas? Una razón puede ser que gran parte de la cultura occidental, se centra en tener la "respuesta correcta" y no descubrir la "pregunta correcta". Nuestro sistema de educación se centra más en la memorización y repetición de respuestas que sobre el arte de buscar nuevas posibilidades. A nosotros rara vez se nos pide realizar preguntas obligatorias, ni se nos enseña por qué tenemos que hacer estas preguntas en primer lugar. Concursos, exámenes, y pruebas de aptitud todas estas refuerzan el valor de respuestas correctas. ¿Existe algún cuestionamiento a que la mayoría de nosotros no se siente cómodo con No saber? La aversión de nuestra cultura a realizar preguntas creativas está relacionada con un énfasis en la búsqueda rápida fija y un archivo de pensar adjunto a blanco / negro, ya sea / o. Además, el rápido ritmo de nuestras vidas y trabajo a menudo no nos proporcionan la oportunidad de participar en las conversaciones de reflexión en las cuales podemos explorar preguntas catalizadoras y posibilidades innovadoras antes de llegar a decisiones claves."
Por eso, me parece importante si vamos a hablar de enseñar matemática en forma constructiva a partir del error, pensar buenas preguntas sabiendo que todo el proceso reflexivo es más importante que hallar LA respuesta.
Buena semana, nos vemos!
MAJO

11 comentarios:

  1. Muy pertinente esta publicación en la instancia que nos encontramos, previa al parcial, uno debería tener dudas y para que esto ocurra, ya tendría que haber transitado todo el camino propuesto durante la catedra. La cuestión es qué preguntar, no se trata de preguntar cualquier cosa, preguntar por preguntar, para formular preguntas interesantes uno debe estar informado e interesado sobre lo que va a preguntar.

    ResponderEliminar
  2. Valeria Cambiasso5 de julio de 2015, 12:51

    Como bien se aclara en el post, generalmente nos abocamos a responder correctamente las preguntas que se nos presentan, porque creemos que el problema no tiene lugar a una reformulación, nos acostumbramos a llegar al resultado sin darle valor al proceso por el cual obtenemos esa solución. Aunque muchas veces se crea que la matemática consiste en problemas, ejercicios que solo requieren de procesos mecánicos, no es así, nosotros como profesores tenemos que fomentar el razonamiento a partir de preguntas bien formuladas en un momento especifico, debemos enfocarnos a que objetivo pretendemos que los alumnos lleguen, y esto fundamental para que ellos exploren, hagan conjeturas, estimen y deduzcan tanto el proceso como el resultado. Por lo tanto, pensar cuidadosamente una pregunta cómo darles el lugar a los alumnos a que reformulen las mismas es esencial para romper con la memorización y repetición de respuestas.

    ResponderEliminar
  3. Es de suma importancia la propuesta que surge a partir de este post, ya que a poco días del parcial nos encontramso en una etapa de reflexión en la cual el planteamiento de buenas preguntas nos llevarán, sin lugar a dudas a obtener respuestas que terminen de asentar los conocimientos que fuimos trabajando a lo largo de la cursada.
    Como bien plantea Paulo Freire, gran autor y pensador de laeducación, el conocimiento nace a partir del asombro y la curiosidad en donde la pregunta va a ocupar un lugar fundamental en la construcción del mismo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Como bien dice el post estamos acostumbrados a buscar la respuesta correcta sin antes ponernos a pensar en la pregunta. Este planteamiento me parece importante, mas allá de la fecha de parcial que se acerca. Como futuros profesores si esperamos en nuestros alumnos respuestas diversas, creativas y originales antes debemos inculcar en ellos la aptitud y la creatividad para hacer buenas preguntas. Leyendo un poco encontré esta reflexión de Paulo Freire que me pareció interesante e ideal para compartir con ustedes, el se refiere a que “Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho, la educación en general, es una educación de respuestas, en lugar de ser una educación de preguntas. Una educación de preguntas es la única educación creativa y apta para estimular la capacidad de asombrarse, de responder a su asombro y resolver sus verdaderos problemas esenciales, existenciales y del propio conocimiento. El camino más trillado es, justamente, la pedagogía de la respuesta porque en ella no se arriesga nada. Con la pregunta nace también la curiosidad y, con ella, se incentiva la creatividad." Saludos y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  6. Nos abocamos tanto a dar nada más que respuestas correctas,que nos olvidamos lo fundamental en la tarea del docente, hacer preguntas,hacer preguntas que vayan mas allá del establecimiento de un concepto,si no que lleven al chico a querer saber más,a que ellos mismos sean los que propongan ideas y se interioricen.
    Nosotros como futuros docentes, y a pocos días del parcial, debemos elaborar aquellas preguntas que eboquen a sacarnos todas las dudas, para eso tenemos que centramos,como bien dice el post en la pregunta,si esta esta bien elaborada,nos vas a dar como resultado una buena respuesta.
    Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  7. Verdaderamente es como se dice en el post y como comparte la mayoría de mis compañeros, nos abocamos muchas veces en general a obteners buenas respuestas, nosotros mismos estudiamos muchas veces para poder brindar en un parcial o examen buenas respuestas a lo que el profesor pregunta, pero muy pocas veces prestamos mayor atención a las preguntas, deberíamos pensar como los periodistas que ante alguna nota, entrevista, o conferencia, ellos ponen mayor énfasis a las preguntas, a lo que se quiere saber verdaderamente, a no dejar margen de malos entendidos de la pregunta o que una misma pregunta de paso a otra mas. Con respecto a esto leí una frase que me dejo pensando del libro El arte de formular preguntas esenciales, donde dice; "La calidad de nuestros pensamientos, esta en la calidad de nuestras preguntas" y es así, muchas veces no preguntamos mas allá de lo que queremos saber por miedo a la respuesta, por miedo a que el alumno nos de vuelta la pregunta y nos meta en un terreno que poco conocemos. Por eso propongo pensar buenas preguntas y transmitir buenos conocimientos, por que de eso se trata de hacer un alumno que piense, que investigue, despertar su curiosidad, y preguntas que lo descoloquen son preguntas que lo motiven a seguir indagando, por que preguntas fáciles que se puedan responder enseguida, a veces aburren. Pero para llevar a cabo esto debemos plantear buenas preguntas. Ya que como dice ese mismo libro "No es posible ser alguien que piensa bien y hace preguntas pobres". La pregunta tiene que apuntar a lo que yo quiero lograr, si hago preguntas superficiales voy a obtener respuestas superficiales de los conceptos que ellos poseen superficiales, si hago preguntas ricas abro un abanico de respuestas y debates.

    ResponderEliminar
  8. Paulo Freire entendió a la pregunta como el método o el medio para acceder al conocimiento. Por supuesto hablamos de la pregunta en contexto a lo trabajado, con coherencia, una pregunta que suma mas conocimiento a lo ya obtenido, que construye certezas.Gracias a las preguntas la mayoría de las veces se socializa la respuesta y se va llenando de aportes, lo que hace a una respuesta construida por muchos, la hace mas rica, y la internaliza o se apodera mejor de esa respuesta aquel quien comenzó con la formulación de la pregunta. No a la pregunta por el hecho mismo de preguntar, sin sentido, ni contenido, ya que no suma ni construye.

    ResponderEliminar
  9. La pregunta fue el primer método filosofico, la mayeutica, ahora que si hacemos preguntas por hacer no esperemos una respuesta concreta ni útil! Las preguntas clave forman parte del saber guiar una respuesta!

    ResponderEliminar
  10. La pregunta fue el primer método filosofico, la mayeutica, ahora que si hacemos preguntas por hacer no esperemos una respuesta concreta ni útil! Las preguntas clave forman parte del saber guiar una respuesta!

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante perspectiva, bien dicen por ahi que no hay respuestas correctas a preguntas equivocadas. Saludos!

    ResponderEliminar